Turismo. ¿Para Quién.?




Se inauguró el Tianguis Turístico de Acapulco.
Espectacular gala se implementó, alusiva, a tan importante evento..

  El Presidente de México aportó algunos datos sobre el tema. Como por ejemplo, la importante campaña que se realiza a nivel internacional para atraer turistas. Qué la afluencia de turistas extranjeros a tenido un incremento importante, los ingresos por este concepto crecieron en más de 50%, a la fecha. Esto, se afirma, impulsa el crecimiento y desarrollo del país.

  Para el caso de Acapulco, sin embargo, este desarrollo y progreso continua en stand by, sigue en espera para la mayoría de los ciudadanos acapulqueños.

  Desde su máximo esplendor hasta ahora el Puerto de Acapulco ha sido fuente inagotable de riquezas solo para un número pequeño de empresarios y que provienen mayoritariamente del extranjero. Durante más de cincuenta años han explotado de modo exclusivo y bajo diferentes formas legales, los recursos naturales del lugar. 
Playa, Mar, Palmeras, Clima, Suelo. Como resultado de esto, se ha establecido un flujo inmenso, incuantificable, de riquezas y capitales hacia el extranjero.

  En cambio a la mayoría de los nativos les ha tocado ser solamente proveedores de la mano de obra requerida para operar a las empresas de dichos inversores. La parte de la riqueza que les toca por la explotación de los recursos turísticos, ha sido y es, el salario mínimo.
  Conformándose así desde entonces hasta ahora, un tenebroso y peligroso círculo vicioso de incremento y reproducción de la  pobreza, con  falta de desarrollo para aspirar a mejores condiciones de vida. Así lo demuestran las estadísticas y resultados obtenidos de las investigaciones del INEGI y Coneval.


  Por lo que, los gobiernos, deberían impulsar, en primer lugar, un turismo para la gente local, hecho por la gente misma, para su beneficio y el de su Estado.

Comentarios